Desde Gesfarm buscamos rentabilizar al máximo la oficina de farmacia y para ello uno de los aspectos a analizar es el ambiente de trabajo y la productividad del personal de la oficina de farmacia.

Los empleados de la farmacia son la imagen más representativa de la misma, de poco sirve invertir en reformas o maquinaria si el ambiente de trabajo no es el adecuado puesto que los clientes percibirán un ambiente poco agradable y preferirán realizar sus compras en otras farmacias.

Cada vez es más importante cuidar y formar al capital humano de las empresas puesto que ahora la tecnología es más accesible y es más difícil establecer diferencias vía inversión directa en maquinaria o en equipos.

Desde Gesfarm realizamos estudios a los consumidores y a los propios empleados para determinar qué se puede mejorar y trazar una estrategia para mejorarlo. Una de las medidas que mejor aceptación tiene es vincular los resultados de la farmacia a las retribuciones variables de los empleados.

Una gestión eficiente de los recursos humanos de la farmacia es el primer paso para buscar soluciones y mejoras en el rendimiento económico de la farmacia.

Si quieres saber cómo podemos ayudarte no dudes en ponerte en contacto con nosotros.